lunes, 7 de enero de 2013

Cosas de la vida

Es realmente increíble lo que pueden hacer apenas 4 días conviviendo con varias personas que apenas ni conoces, cambios que ni siquiera creía posibles. Recuerdos del como era antes, del que me gustaría rescatar de esa época pasada.

Amigos con los que hablar todos los días un rato, amigos con los que podía quedar en cualquier momento del día sin ningún pudor o preocupación, amigos con los que no es necesario actuar de una manera diferente... Ese tipo de Amistad se quedo atrás...

No voy a ponerme en plan victima diciendo que toda la culpa es mía, porque no creo que lo sea en realidad, creo que la culpa la tienen también otros factores.

Ya no se quien es un Amigo así... Si bien es cierto que no ando escaso de gente con la que podría contar para cualquier situación, siempre queda ese sentimiento de, ¿y si le molesto?, ¿y si le da igual?, ¿y si...? o cualquier otro o todos juntos a la vez.

Cuando empecé a ser así es algo que ni yo mismo sabría responder, pero si es cierto que quiero ser mucho mas amigo de los que considero mis amigos, quiero conocerles realmente, quiero ser un pilar en que no duden en apoyarse para cuando estén en problemas o descansar cuando en momentos de felicidad.

Definitivamente quiero ser mejor persona, en todos los aspectos, y que ese sentimiento de soledad que a
veces me atrapa con tanta fuerza desaparezca bajo la intensa luz que un día desprenderé.

Gracias a todos los que han dejado una semilla de amor, amistad y hermandad en mi corazón y me han dejado plantar un poco de mi alma en ellos también. Hasta ahora apenas he tenido cuidado de ver como crecen o de ayudarlas a crecer. Pero a partir de ahora, pienso esforzarme, para que cada palabra que diga, este llena de verdad y fuerza.

Y gracias en este caso a mi Unidad, que me ha dado tanta fuerza en tan poco tiempo. Seguramente no leeréis esto ninguno, pero quiero devolveros todo lo que me habéis ofrecido. No lo olvido, no lo olvidéis.

Firmado: El CuentaCuentos de los Sueños Ardientes, Kimball... Javi

miércoles, 17 de octubre de 2012

Fábulas, juego de Rol

El juego que voy a tratar como inicio se llama: "Fábulas: Historias de la Sociedad de Cuentacuentos".

 Este juego de rol nos sumerge de lleno en la sociedad del S.XIX, en plena era Victoriana donde seremos miembros en activo de la "Sociedad de Cuentacuentos". Es una organización que se encarga de estudiar los casos que se dan por el mundo en busca de actos de seres del mundo de lo "imaginario", termino que se usa para referirse a las criaturas encantadas que inspiran a los escritores de cuentos de fábulas (muchos de ellos miembros de la secreta "Sociedad") donde no solo escriben las historias, si no que ocultan información para que así, más miembros de la sociedad consigan esos datos sin levantar sospechas, pues ¿quien sospecharía de un escritor que compra un libro como "inspiración"? 

Muchos son los personajes que podemos encontrar y encarnar, desde grandes expertos en el mundo de los"imaginario", experto en cazar a estas criaturas o incluso a algunos de estos seres especiales.


Como dato extra he de decir que el sistema que utiliza es el sistema Fudge adaptado (no requieres de usar los dados especiales que este sistema suele usar) y el juego en si es muy narrativo para suerte de algunos jugadores y desgracia para otros tantos.


Este manual puede inspirar para crear a muchos personajes de cuentos clásicos como por ejemplo Caperucita roja y el Lobo o Peter pan y Campanilla, siendo esto de gran ayuda para los fanáticos de cuentos que a modo de películas Disney a versionado y encandilado a tanto de nosotros, yo el primero, a introducirlos en nuestras a venturas e incluso visitar "su mundo".

Personajes de ejemplo